cómo hacer un buen CV (parte I)

cómo hacer un buen CV (parte I)

En primer lugar decir que no existe una única forma correcta de hacer un CV, pero si que hay una serie de pautas que debemos tener en cuenta para que nuestro CV no vaya directo al cubo de reciclaje de papel.

Piensa que el tiempo que se dedica a cada CV es limitado debido al volumen que se recibe. Si en tu CV es difícil encontrar los idiomas que hablas o si has volado previamente seguramente pasarán al siguiente candidato.

Si fuésemos nosotros los encargados de seleccionar unos cuantos CV de entre más de 500 por ejemplo…qué nos gustaría ver?. He aquí la clave para descubrir las características del CV que nos llevará al trabajo de nuestros sueños.

CORTO

No debe exceder las dos páginas. Enfrentarse a un CV de 8 páginas lleno de párrafos interminables y descripciones sin fin es algo que desanima a cualquier “recruiter”.

SIMPLE Y CONCISO

En función del trabajo al que optamos (en nuestro caso, el de TCP) los datos que interesan a la persona encargada de la criba de CV varían.

Qué interesa a una compañía aérea?. Básicamente formación, experiencia e idiomas. Pónselo fácil y no camufles esos datos entre muchas otras cosas que seguramente no les interesen tanto.

Ahora que las dos premisas básicas están claras, pasemos al reto de la hoja en blanco…

Tipografía: Utiliza letra tipo Arial, Times New Roman o cualquier otra que resulte sencilla de leer. Huye de Script, Edwardian o similares que convierten la lectura en todo un reto de interpretación.

En lo que se refiere al tamaño de letra, escoge una que ni sea tan pequeña que se necesiten lentes de aumento, ni tan grande que de la impresión de que necesitas utilizarla así para cubrir el papel.

Tipo de papel: Aquí hay variedad de opiniones. Hay para quien lo único aceptable es el papel blanco sin más, y quién sin embargo recomienda utilizar papel de un gramaje superior al habitual y de alguna tonalidad de crema. Esta última opción nos diferenciaría del resto de candidatos, dando a nuestro CV un aspecto más cuidado, pero ojo! hay para quien es mejor no arriesgar y apostar por el papel blanco. En cualquier caso, no te recomendaría que en tus ansias de marcar la diferencia con tu CV te lanzases a utilizar papeles o fondos estridentes, ya que puedes obtener el efecto contrario al deseado.

Otro día continuaremos analizando las diferentes partes que deben componer el CV de un tripulante de cabina de pasajeros, mientras tanto, buenos vuelos!!!

Dejar un comentario