cómo hacer un buen CV (parte II)

cómo hacer un buen CV (parte II)

Seguimos hoy analizando las pautas que te ayudarán a elaborar un Curriculum Vitae enfocado a lograr un trabajo como tripulante de cabina de pasajeros, o como nos conocen algunos: azafat@ o auxiliar de vuelo.

Estructura: Generalmente la información que aportamos se puede clasificar en: datos personales, formación, experiencia e idiomas.

Datos personales: aquí debemos incluir:

Nombre completo.
Dirección postal.
Teléfono (hoy en día casi nadie refleja el fijo, pero cuántas más formas tengan de localizarte si resultas seleccionado, mucho mejor, ¿no crees?).
Dirección de email.
Número de DNI (resulta útil para las compañías a la hora de programar los cursos en caso de resultar seleccionado). En este punto he de decir que hay quien prefiere aportar este dato a posteriori, una vez se ha sido seleccionado.
Estatura: Recomendable sobre todo para las compañías en las que ésta es requisito.
Peso: Yo no lo recomiendo. Ya se aporta una foto de cuerpo entero que reflejará si cumplimos con los requisitos de proporcionalidad estatura-peso.
Documentación aeronáutica en vigor.

Formación: Este apartado se podría dividir a su vez en “formación académica” y “formación aeronáutica”. Empezaremos siempre en orden cronológico inverso, es decir, desde la última que hemos realizado, indicando los años de realización, el título obtenido (si procede) y el lugar.

Formación académica: Si tenemos por ejemplo un grado o licenciatura universitaria no es necesario, en mi opinión, que además aportemos datos sobre dónde hicimos el bachillerato, primaria, etc.…se entiende que si acabaste la carrera, antes tendrías el bachillerato terminado. Una excepción a este caso sería si hay algún dato en tu formación anterior que consideres relevante: estudios en colegio bilingüe o en el extranjero, por ejemplo.
Aquí podríamos añadir también cursos de otro tipo, no relacionados con aviación pero que han sido importantes en nuestra formación: idiomas, conservatorio…

Formación aeronáutica: Junto con el apartado de experiencia es donde tenemos que esmerarnos especialmente en exponer nuestras cualificaciones para el puesto. ¿Hemos realizado el curso inicial?¿Si? ¿Cuándo lo finalizaste?. No es necesario que enumeres las asignaturas del curso, es probable que el que te va a seleccionar sepa a la perfección cuáles son. Añade aquí cursos de interés como cursos de SAB, curso de formador de CRM…
Experiencia: Igual que en el apartado anterior, lo podemos dividir entre experiencia aeronáutica y experiencia no aeronáutica. Depende de ti el valorar si es necesario hacerlo, o incluso si puedes obviar la no aeronáutica. Si llevas 5 años volando en diferentes compañías y tu experiencia laboral fuera de eso se limita a dos veranos trabajando de canguro de unos amigos, es posible que no necesites ponerlo en el CV. Igual que en la formación, seguiremos el mismo orden cronológico inverso. Además hay que señalar que especialmente en el caso de que te estés postulando para una compañía extranjera, tendrás que acompañar cada puesto de trabajo con una breve descripción de las labores que desempeñaste.

Experiencia no aeronáutica: En el caso de que hayas trabajado por ejemplo en hostelería, por cortos periodos de tiempo o en diferentes sitios, no es mala idea abreviar con algo tipo: 2012-2013 Camarero en diferentes negocios de hostelería cubriendo bajas y vacaciones. Se aportan referencias si requeridas. A veces es mejor éso que una larga retahíla de fechas y lugares. Otra cosa es que hayas trabajado durante largos periodos, ahí si puedes ser más concreto.

Experiencia aeronáutica: Este es uno de los puntos que los encargados de RRHH buscarán nada más tener tu CV en su mano. Es importante que reflejes: compañía, modelo de avión volado, tipo de SAB (turista, business, first class…) y puesto desempeñado (TCP, Sobrecargo, Instructor…). A este respecto una recomendación…adorna tu CV lo justo, este mundo es muy pequeño y si has mentido se sabrá.

Idiomas: Desde hace muchos años en aviación se vienen utilizando los conceptos de:

Voces: eres capaz de dar los anuncios a bordo o incluso de mantener una conversación sencilla.
Intérprete: tu conocimiento del idioma te permitiría informar a los pasajeros de cualquier tipo de incidencia a bordo.
Hoy en día, con la entrada en vigor del marco único europeo lo tenemos más fácil si utilizamos los niveles standard A1, A2, etc… Otra opción es recurrir a los clásicos: conocimientos, nivel medio o nivel alto. Sólo recuerda una cosa, cuando vayas a entrevista, te van a evaluar al menos de inglés.

Otros datos que puedes aportar a tu CV en un epígrafe adicional son tu disponibilidad de incorporación y movilidad geográfica (absolutamente imprescindible hoy en día en este mundo), hobbies, aptitudes u objetivos profesionales.

En cuanto a aptitudes y hobbies, si decides añadirlos, ten en cuenta que vayan acorde al trabajo a desempeñar. Vas a trabajar cara al público, con horarios muy variados, en diferentes entornos y con gente muy distinta, no es buena idea que te describas como una persona introvertida, con poca capacidad de adaptación o nula movilidad geográfica.

Dicho lo anterior, sólo me queda desearte buena suerte en tu búsqueda de trabajo como TCP. Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad!!!

Buenos vuelos y hasta el próximo post!!!

Dejar un comentario