Ellen Church, la primera auxiliar de vuelo.

Ellen Church, la primera auxiliar de vuelo.

El 15 de Mayo de 1930, a bordo de un Boeing 80-A que cubría la ruta entre Oakland y Chicago, Ellen Church se convertía en la primera azafata de la historia.

Apasionada de la aviación, tomó lecciones de vuelo mientras se formaba como enfermera, con la esperanza de algún día poder trabajar dentro de un avión.

Trabajando en San Francisco como enfermera, pasaba a diario por delante de las oficinas de la Boeing Air Transport (BAT, antecesora por cierto de lUnited Airlines), hasta que finalmente se armó de valor y solicitó un empleo allí.

Por aquel entonces, las labores de cuidado de los pasajeros eran llevadas a cabo por el copiloto, que para ello debía abandonar los mandos. Algunas aerolíneas europeas comenzaron entonces a añadir a sus tripulaciones un tercer miembro, el “cabin boy”, que relevaría al segundo de a bordo en todo lo relacionado con el confort de los pasajeros.

Haciendo valer su formación como enfermera, Ellen Church convenció a la cúpula directiva de la BAT de que no podrían encontrar mejores auxiliares de vuelo que enfermeras tituladas que pudiesen ayudar a los pasajeros a sobrellevar los habituales mareos que conllevaba el vuelo.

Convencidos los directivos, se encargó a Ellen Church la tarea de seleccionar a otras 7 enfermeras que estuviesen dispuestas a trabajar como “stewardesses”. Debían cumplir unos estrictos requisitos, debían estar solteras, no medir más de 1,60m y su peso debía ser inferior a 52 Kg.

Ellen Church trabajo como auxiliar de vuelo 18 meses hasta que una caída montando a caballo la alejó de su trabajo, tras l que se dedicó a la enseñanza de la enfermería en la Universidad de Minnesota.

Durante la II Guerra Mundial, volvió a volar formando parte del “Army Nurse Corps Air Evacuation Service”, recibiendo la “Medalla del Aire” por sus servicios en el norte de África, Sicilia, Inglaterra y Francia.

Dejar un comentario